Facebook Twitter Google +1     Admin

La página de Juan Julián Elola

COMENCÉ CON ESTE BLOG EN 2006, CUANDO ERA DIPUTADO SOCIALISTA, DE VICÁLVARO, EN EL CONGRESO. A PESAR DE HABER PERDIDO YA EL ESCAÑO, SIGO CON ESTA PÁGINA QUE COMENZÓ SIENDO UN LUGAR PARA ALMACENAR DOCUMENTACIÓN QUE QUERÍA CONSERVAR Y QUE SE HA CONVERTIDO EN UN LUGAR PARA COMPARTIR EXPERIENCIAS.
Si quieres contactar conmigo dímelo para que te pase mi correo.

Temas

Enlaces

Archivos

 
20121127230450-oportunidad-de-negocio-para-su-empresa.jpg

La imagen de cabecera de este post es de una conferencia para empresarios que dio la Comunidad de Madrid hace unos años. El subtítulo es bastante indicativo de sus intenciones: "aproveche las oportunidades de negocio para su empresa". Queda claro que la intención de privatizar la sanidad madrileña (y la valenciana) no es de hoy, sino que viene de antiguo (desde los gobiernos últimos de Ruiz Gallardón y toda la etapa de Esperanza Aguirre)

Conozco varios pacientes que se podrían calificar como hiperfrecuentadores. De los que acuden mucho al médico, normalmente a muchos médicos diferentes y generalmente por signos de poca trascendencia y repetidos. ¿Alguien de verdad cree que estas personas van a dejar de acudir por cobrarles 1, 3 o 5 euros cada vez que vengan? En total puede que se les cobren como muchísimo 20 ó 30 euros al mes, lo que no va a disminuir su frecuencia de visitas. Y eso contando un cobro muy caro (5 euros por visita, casi que valga la pena ir a un privado) y que vayan 5 ó 6 veces mensuales (lo que también es muy exagerado). Más bien como efecto secundario, acudirán con la sensación de que han pagado y que, por tanto, se debe atender sus exigencias de una forma mucho más directa de lo que podemos hacer hasta ahora (donde sus exigencias se enfrentan a la realidad del proceso médico y lo que el médico entiende que hay que hacer) El "para eso pago" famoso.

¿Quién puede ser que deje de ir al médico por una medida así? Pues fundamentalmente el anciano o una persona de escasos recursos, que se ve mal para llegar a fin de mes, y que reduce las visitas para, por ejemplo, tomarse la tensión. No pasa nada si un hipertenso se toma la tensión una sola vez al mes, o incluso dos veces cada tres meses. Pero es que esa persona tampoco va a ir a consulta para ver que es esa especie de verruga que le ha salido en el puente de la nariz, o para preguntar porqué puede ser que este yendo más a menudo al servicio y con cacas más duras y negras. Seguramente muera de cáncer sabiendo que ese euro que se ahorró le podía haber salvado, y, por ende, habernos ahorrado mucho dinero al resto de contribuyentes al Sistema Nacional de Salud, puesto que su tratamiento es mucho más caro que el atajar el problema desde su comienzo. Y, más grave, el resultado mucho más negativo.

Muchos estudios demuestran que el copago, si es pequeño, no influye nada en la demanda, que quien tiene más tendencia a ir paga y la asistencia sigue manteniéndose estable. Y si el copago es grande disminuye la demanda de las personas con menos recursos, pero independientemente de la gravedad del proceso. Es decir, quien tiene dinero sigue acudiendo al médico por tonterías, y quien no tiene, deja de ir incluso por cosas graves. Esto es lógico, de sentido común, y creo que cualquiera lo intuiría. Pero parece ser que a algunos no les entra. Dejo enlace a un post anterior mío en esta misma web, que, aparte de ser un argumentario, creo que muy serio, contiene enlaces a muchos de esos estudios que prueban la ineficacia del copago como factor limitante de la demanda.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris